martes, 22 de mayo de 2018

Re-Póker de Maladetas desde los Llanos del Hospital, 19 mayo 2018

Alfredo y Javi subiendo hacia la Maladeta Oriental, que se ve al fondo

Re-Póker de Maladetas desde los Llanos del Hospital 

Maladeta Oriental
Pico Cordier
Pico Sayó
Muela del Alba
y Diente del Alba

Llanos del Hospital, Benasque
Sábado 19 mayo 2018

Desnivel: 1.800m
Horario: 8 horas


Este pasado sábado teníamos previsto reunirnos en Benasque y, tras dormir en los Llanos del Hospital, ir a la Besurta para hacer la Vuelta a las Maladetas, subiendo al Aneto y volviendo luego a la Besurta.

Pero nos informaban de que la pista a la Besurta todavía estaba con nieve, lo cual hacía poco lógico irnos hasta el Aneto para volver a la Besurta y luego tener que volver llaneando de vuelta a los Llanos del Hospital.

Teniendo en perfectas condiciones los Tubos de Paderna, éstos eran el camino de regreso perfecto para volver directos a los Llanos del Hospital, tras un periplo por los tresmiles de las Maladetas, yendo de oriente (Maladeta Oriental) a occidente (zona del Alba).



Así que, tras pasar una preciosa velada entre amigos en los Llanos del Hospital y acostarnos a las 11, nos levantamos al día siguiente a las 5 para bajar a desayunar y prepararnos.

A pesar de las tormentas amenazantes de la tarde anterior, el amanecer era limpio, todavía con estrellas. Salimos poco después de las 6 de la mañana, con las primeras luces, por la pista de la Besurta.

A los pocos minutos ya nos poníamos las tablas sobre la nieve de la pista. Tardará en limpiarse, quizás para el finde del 2-3 de junio. Hubo que descalzar en un par de llegadas de ríos laterales, pero casi toda se recorre con esquís en los pies.

En el Plan d'Estan Alto (1.870 m) nos desviamos a la derecha, como cogiendo el camino de invierno a la Renclusa. Pero no subimos demasiado sino que nos quedamos en la cota 1.940 m, para trazar una ruta horizontal, pasando por la Basa del Onso, una ruta muy cómoda para llegar "a pie llano" al barranco de la Renclusa, enlazando con la ruta normal desde la Besurta. La "ruta de invierno" a la Renclusa habitualmente obliga a subir demasiado, debiendo luego bajar hasta la Renclusa, habiendo dedicado mucho esfuerzo en esta primera parte de la ruta. Esta ruta "del medio", por la que nos guió Julio Benedé, es la más económica para foquear ahorrando fuerzas.

Pasamos por el Refugio de la Renclusa y vemos todas las Maladetas esperándonos, en línea, de izquierda a derecha: La Maladeta, el Cordier, el Sayó, Mir, Alba y demás tresmiles. Todos bajo un cielo azul. ¿Seguirá azul o se nos cubrirá con las tormentas que se esperan? Veremos...

Subimos por el Barranco de la Maladeta, bien alejados del grueso de esquiadores, que suben pegados a los Portillones para cruzar hacia el Aneto por el Portillón Superior. Y sí, se puede subir a solas en un fin de semana de mayo a la Maladeta, si subes por el barranco de su mismo nombre, precioso.


Llegando a la Canal de la Rimaya, las primeras nubes orográficas nos cubren las cimas y nos vemos obligados a hacer la primera cima del día sin visibilidad hacia el Aneto. Maladeta Oriental (3.312 m).

Tras bajar de nuevo por el corredor de la Rimaya (no hay, rimaya, está todo muy tapado de nieve) paramos en su base para hacer tiempo y ver si se despeja el cielo, pues no se ve a 3 metros de distancia.
Al poco, los cielos se abren y nos dejamos caer esquiando al oeste, hasta la base del Cordier, donde pondríamos crampones para salvar el paso que defiende su muralla. Luego, su pala final, inclinada, la pudimos trazar con esquís, hasta la misma cima del Cordier (3.266 m), segundo tresmil del día.

Desde su cima, breve esquiada al oeste hasta llegar al pie del Pico Sayó (3.215 m), otra de las Maladetas occidentales, la tercera del día, cuyos últimos 40 m subiríamos a pie unos y con esquís otros. El día sigue despejado. Van tres cimas preciosas, tan cercanas una de la otra.

Volvemos a quitar pieles y nos lanzamos al sur, para buscar el paso alto (unos) o el paso más al sur y más bajo (otros) por el que cruzar con esquís a la vaguada bajo el Collado del Alba, por donde ya se puede volver hacia los Tubos de Paderna.

Como el día sigue despejado, aprovechamos y, teniendo tan a mano la Muela y el Diente del Alba, vamos a por ellas desde el sur.
Javi y yo recorreremos a pie la arista a la cima de la Muela del Alba (3.113 m) mientras el resto del grupo va directamente, por la cara sur, a la brecha entre Muela y Diente.

Habitualmente es difícil pasar de la Muela al Diente, pero la nieve que cubre ahora los tresmiles nos permitió, con un pequeño destrepe, cruzar a la brecha, desde la que todos subimos, por roca y nieve, a la cima del Diente del Alba (3.121 m) el 5º tresmil del día.

Desde la brecha entre ambas cimas sale al norte una pala o canal de nieve muy franca para salir esquiando y enlazar con el barranco del Alba y luego irnos a la izquierda del collado de Paderna a buscar la Coma de Paderna y los Tubos de Paderna.

El 1º Tubo de Paderna tiene un poste de colores que facilita su localización. Entrada en la cota 2.200 m. Tras salir de él e irnos a la izquierda en larga diagonal, en la cota 1.930 m de la Pleta de Paderna yo me despisté y seguí unas huellas de esquí que iban demasiado a la derecha, debiendo luego rectificar (al igual que dichas huellas) hacia la izquierda, para entrar en la parte baja del 2º tubo de Paderna, al que le quedan 2 telediarios.

Llegamos con esquís a sólo 5-10 min de los Llanos del Hospital, donde teníamos los coches. Qué más se puede pedir para un 19 de mayo, verdad?

Gracias a todos por esta gran circular cabalgando sobre cinco Maladetas desde los Llanos del Hospital.

Todavía queda mucha nieve para esquiar y muchos tresmiles por coronar.
¿Cuándo empezaremos a correr?

Jorge García-Dihinx Villanova


Aquí os dejamos algunas fotos del día


Por la pista desde los Llanos del Hospital


El Plan d'Abaixo, con agua


Detrás, el Mall Pintrat


Preciosa zona de la Basa del Onso, a pie llano, a 1.940 m, escondida entre la ruta de la Besurta (debajo) y la ruta invernal a la Renclusa (encima)


Ya en el barranco de la Renclusa, bien llenito de nieve
Al fondo del Pico de la Renclusa


Siluetas a la altura del llano del Refugio de la Renclusa
Al fondo lucen el Cordier, Sayó, Mir, Delmás, Muela, Diente y Alba


Salvaguardia, paso del Portillón y el Pico de la Mina


Pico Paderna


Ángel Moraga y Marie Claude
Al fondo el Paso del Portillón Inferior, en línea con MC y Ángel
La mayoría suben al Portillón Superior, aunque ese paso alto exija descalzar esquís


Marie Claude y yo



El Sacroux, a pesar de ser una cara sur, tiene mucha nieve a pesar de ser un 19 de mayo


La Patroulle des Glaciers, Suko y Julio Benedé, pusieron el turbo, con un trazado suave pero con un ritmo endiablado. Qué fuertes estáis!


Al fondo ya asoma la cima de la Maladeta Oriental


Somos los únicos por esta ruta a la Maladeta


Antiguas huellas de otros esquiadores.
Cada uno deja su firma.
La nieve es testigo de lo que ha ido sucediendo.
No ocurre lo mismo en verano, cuando recorremos todos la misma senda.
Sobre la nieve, cada uno traza su senda... y deja su huella


Un alto en el camino
¡Qué azul sigue el cielo!


Julio Benedé y Suko se adelantan y recorren el barranco de la Renclusa, por el fondo del valle
Al fondo, la Maladeta nos espera


Por el lateral acuden Yera y Alfredo.
A la derecha también asoma el Cordier, nuestro segundo objetivo


Yera, dejando atrás el barranco de la Maladeta, donde todavía algunos de los nuestros suben. Cada uno a su ritmo


Alfredo y yo llegamos a la base del corredor de la Rimaya, bien tapado de nieve


Alfredo y Javi en el corredor


Javi fotografía a un montañero en su descenso


El montañero mirando abajo, por donde viene Toya


Toya y Luis, llegando a la salida del corredor


Luis me hizo esta foto llegando a la cima de la Maladeta Oriental.
Parece invierno... a pesar de estar a 19 de mayo


Se nos cubre el cielo y descendemos sin mucha visibilidad
Romo, seguido de Julio, Suko, Champi, Marie Claude y Ángel


Tras abrirse un pelín los cielos, esquiamos hasta la base del Cordier, donde volvemos a poner crampones para subir a su plataforma superior


Hacia la muralla que defiende el Cordier


Ya en la plataforma final al Cordier, que unos hicimos con esquís y otros a pie


El sol vuelve a salir por fin, para quedarse
Javi Yera, en las rampas finales al Cordier


Ángel Moraga, a mita de pala. Debajo sube a pie Juanjo L.


Romo llegando a la cima del Cordier



Champi, Marie Claude y Suko, esquiando desde la cima del Cordier al Sayó, al fondo



Romo, directo al Sayó


Volvemos a poner pieles (unos) o subimos a pie (otros) para salvar los últimos 40 m al Sayó, el 3º tresmil del día


Marie Claude, del Cordier al Sayó


Pico Sayó, la 3ª Maladeta del día en el bolsillo


Luis, conduciendo por la cara sur del Sayó


Romo


Javi Yera


Detrás de Yera, el collado de Cregüeña-Aragüells y detrás el Vallibierna


Ángel Moraga


Bajamos del Sayó por el paso superior (izda) o el inferior al sur (dcha) para entrar en la vaguada situada al sur del Collado del Alba


Yera y yo nos quitamos esquís con idea de recorrer a pie la arista a la Muela del Alba y luego intentar enlazar con el Diente del Alba


Javi Yera


En la cima de la Muela del Alba


Tras cruzar a la brecha, subimos con el resto del grupo al Dienta del Alba.
Sólo puede estar una persona a la vez en la cima del Diente.


Foto hecha en el mismo instante por Ángel Moraga desde abajo, al norte


Bajaríamos por la canal de nieve que sale de la brecha entre el Diente y la Muela del Alba


Javi Yera, dándolo todo


Un servidor


Ahí va el grupete


Yera que no para


Pasando al lado de la Tuca y la Tuqueta Blanca del Alba. Champi


Air Yera


En el palo que marca la entrada al Tubo Superior de Paderna
Juanjo, Suko, Toya, Javi, Romo, Julio, Alfredo, Luis
Champi no se pudo aguantar y ya estaba enfilando el tubo...


Tras salir del tubo superior de Paderna, larga diagonal al oeste
Gracias por la foto, Romo!